100
100
Slide III
La mejor forma de predecir el futuro es crearlo.
The best way to predict the future is to create it
City Bell Ads Classifieds
previous arrow
next arrow

Todos los modelos de la extensa gama TFSIe disponen de la deseada etiqueta azul de la DGT, un distintivo que es una garantía de máxima eficiencia y sin limitaciones a la hora de circular por cualquier zona.
Nada menos que ocho modelos componen la gama TFSIe de híbridos enchufables de Audi, con autonomías en modo eléctrico que llegan hasta los 73 kilómetros. Su ofensiva de electrificación se convierte en una solución tecnológica versátil y sencilla para el usuario, al que aporta muchas ventajas en el día a día, además de una eficiencia de primer nivel en cualquier tipo de desplazamiento. Una tecnología que la compañía empezó a probar hace más de 30 años: presentó en 1990 su primer Audi 100 Avant Duo. Aquel primer Audi híbrido enchufable contaba con un motor gasolina de 2.3 litros y uno eléctrico que le permitía circular 39 kilómetros solo con electricidad.

El enchufe, la clave de la versatilidad
A diferencia de un híbrido tradicional, en un híbrido enchufable como los Audi TFSIe, el motor eléctrico es más potente y cuenta con una batería de mayor capacidad, con del fin de almacenar la energía necesaria para moverlo. Esta batería puede recargarse durante la marcha gracias al sistema regenerativo de energía, pero dada su mayor capacidad es necesario conectarla a la red si queremos aprovechar al máximo sus posibilidades. En la gama Audi TFSIe estas baterías tienen una capacidad de entre 13 kWh y 17,9 kWh, en función del modelo y, dependiendo del vehículo, peso, potencia y estilo de conducción, la autonomía con la energía que proporcionan puede llegar hasta los 73 kilómetros. Cuando esa electricidad almacenada en las baterías se acaba, un Audi TFSIe sigue funcionando como un híbrido tradicional, ya que en cuanto se regenera la más mínima energía esta se aprovecha para complementar al motor de gasolina o incluso desconectarlo. Así se consiguen unos consumos realmente reducidos. Y todo ello sin limitaciones de ningún tipo y con la gran autonomía que le otorgan sus dos sistemas de propulsión, gasolina y eléctrico.

Cuatro modos de funcionamiento
Para gestionar la energía de un Audi TFSIe el conductor dispone de varios tipos de funcionamiento:

• EV. Solo utiliza la electricidad de las baterías hasta agotarlas.

• Auto. Trabaja en modo híbrido, haciendo que el motor eléctrico funcione cuando es necesario.

• Hold. Permite guardar la carga de las baterías para cuando se va a necesitar, por ejemplo, para circular más tarde en una zona urbana de bajas emisiones.

• Charge. Ofrece la posibilidad de cargar la batería mientras se conduce, utilizando el motor de combustión en caso necesario. Por ejemplo, si vamos a entrar más tarde en una zona de bajas emisiones y necesitamos contar con más autonomía eléctrica.

En cualquier caso, un Audi TFSIe siempre trabaja para conseguir la mayor eficiencia. El sistema evalúa constantemente numerosos datos, incluyendo la información de la ruta programada en el sistema de navegación y la información sobre el entorno del vehículo, que son recogidos por diferentes sensores. Esto permite identificar cuándo el coche se aproxima a una señal de inicio de población, a una rotonda, a una zona con la velocidad limitada o si se está acercando demasiado al vehículo que circula delante.

Los modos de conducción del Audi Drive Mode, Comfort, Efficiency, Auto y Dynamic permiten al conductor elegir los reglajes de comportamiento del motor, dirección, suspensión, cambio automático y asistentes electrónicos que mejor se adaptan a sus gustos, desde el más confortable al más deportivo, ya sea en modo eléctrico o híbrido.

Recarga en casa
La batería de los Audi TFSIe puede recargarse en una vivienda, con una potencia máxima de hasta 7,4 kW. En función del modelo y de la potencia eléctrica disponible en el hogar el tiempo de recarga puede variar entre las dos horas y media y las cuatro horas, en caso de que la batería estuviera completamente descargada. Como en todos los modelos híbridos enchufables de Audi, el sistema de carga Compact forma parte del equipamiento de serie, y también incluye los cables correspondientes para utilizar una toma de corriente doméstica o industrial, y el panel de control. En los viajes el servicio Audi e-tron Charging Service, que cubre la mayoría de los países de Europa, ofrece una gran comodidad, al permitir al cliente acceder a más de 155.000 puntos de carga con una sola tarjeta.

Un universo de ventajas
El distintivo CERO de la DGT con que cuentan todos los Audi TFSIe abre todo un mundo de privilegios. No existen restricciones para circular por zonas urbanas de bajas emisiones y en la mayoría de las ciudades el aparcamiento regulado en superficie es gratuito para los vehículos con esta etiqueta. El impuesto municipal de vehículos a motor cuenta con importantes descuentos, así como en los peajes en algunas comunidades autónomas. También es posible acceder libremente a los carriles de alta ocupación de las autovías.

LOS PILARES DE LA EFICIENCIA
1- LA COMBINACIÓN PERFECTA
Detalle del motor de gasolina turboalimentado y el eléctrico.
Detalle del motor de gasolina turboalimentado y el eléctrico.
En un Audi TFSIe el motor de gasolina turboalimentado y el eléctrico trabajan por separado o conjuntamente, con el fin de buscar la mayor eficiencia en todo momento.
En algunos momentos no funciona ninguno de ellos, y la energía generada en las frenadas y al moverse por inercia se aprovecha para recargar las baterías.
El conductor puede elegir en todo momento la forma en que quiere moverse. La capacidad de la batería de iones de litio completa el conjunto para conseguir una autonomía eléctrica más que suficiente en los desplazamientos diarios habituales.

 

2- MEJOR GESTIÓN DE LA ENERGÍA
Información al instante del flujo de energía conseguido.
Información al instante del flujo de energía conseguido.

El conductor está informado en todo momento del flujo de energía del sistema, sea cual sea el modo elegido.

Al final de cada recorrido también puede obtener un resumen de la eficiencia conseguida, los kilómetros recorridos con el motor gasolina y con el eléctrico y el nivel de regeneración de energía que se ha conseguido durante el trayecto.

 

3- EV MODE, LA MAGIA DE LA ELECTRICIDAD
Un simple comando para lograr la conducción más eficiente.
Un simple comando para lograr la conducción más eficiente.
Pulsando este mando un Audi TFSIe da paso a un nuevo mundo de sensaciones.

La conducción más eficiente, con el vehículo movido por energía eléctrica, sin emisiones de ningún tipo y en absoluto silencio, pero sin renunciar al placer de las prestaciones y el dinamismo Audi.
Una forma de moverse sin limitaciones y poder acceder a las zonas que solo quedan abiertas a los vehículos con etiqueta CERO de la Dirección General de Tráfico.

 

4- CONTROLADO EN TODO MOMENTO
Desde la app se puede controlar la batería y el consumo.

A través de la app Audi Connect y desde el smartphone es posible supervisar en cualquier lugar el estado de la batería y la autonomía disponible, programar el proceso de carga o iniciarlo, comprobar estadísticas de carga y consumo, así como conectar la climatización del habitáculo mientras está cargando.